¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común causada por la bacteria Treponema pallidum. Su curación es sencilla con antibióticos, pero puede provocar daño permanente (daño cerebral, parálisis y ceguera) si no se trata, se trata de una enfermedad grave pero puede curarse.

La sífilis provoca llagas llamadas chancros. Estas pueden aparecer en la vulva, vagina, pene,escroto, boca o ano, pero también pueden quedar ocultas en lo profundo de la vagina, en el prepucio, dentro del recto y en otros lugares poco visibles. Por lo general, estas llagas no son dolorosas, pero pueden propagar la infección fácilmente a otras personas.

Los síntomas de la sífilis pueden pasar inadvertidos y aparecer y desaparecer a lo largo del tiempo. Por lo que la mejor manera de saber si tienes sífilis es someterse a un test y recibir tratamiento antibiótico.

REALIZA TU PRUEBA PARA SÍFILIS DE FORMA DISCRETA DESDE CASA

Síntomas de la Sífilis

La sífilis puede ser un poco confusa porque tiene diferentes etapas que pueden superponerse u ocurrir casi al mismo tiempo y hay ocasiones en las que no habrá ningún tipo de síntomas, pero la infección seguirá allí hasta que se trate. Los síntomas pueden variar en cada etapa y no siempre se manifiestan en el mismo orden en todas las personas

Síntomas en la primera etapa Sífilis

Aparece la llaga de la sífilis, que es el lugar donde se inició la infección. Por lo general, las llagas son firmes, redondeadas e indoloras, de vez en cuando son abiertas y húmedas.

Lo más normal es que aparezca una sola llaga, pero puede haber más. Es fácil confundir un chancro con un vello encarnado, un grano o una protuberancia inofensiva. Los chancros suelen aparecer entre las tres semanas y los tres meses después del contagio. Permanecen así entre tres y seis semanas y luego desaparecen solas, con o sin tratamiento, pero si no se trata, seguirá habiendo infección aunque las llagas hayan desaparecido. Para curarla se deben tomar antibióticos.

Síntomas segunda etapa Sífilis

Los síntomas de esta etapa incluyen erupciones en las palmas de las manos y los pies o en otras partes del cuerpo que generalmente no pican. Los síntomas se pueden confundir con una gripe, como fiebre baja, sensación de cansancio, dolor de garganta, glándulas inflamadas, dolor de cabeza y dolores musculares. En el peor de los casos se puede perder peso y caerse el pelo. También pueden volver a aparecer llagas.

Los síntomas pueden durar entre 2 y 6 semanas por brote, y pueden aparecer y desaparecer durante un lapso de hasta 2 años. Al igual que en la primera etapa, los síntomas desaparecen por sí solos con o sin tratamiento, pero la infección solo desaparece si se toman antibióticos.

Síntomas etapa tardía Sífilis

Entre esta etapa y la anterior, puede haber periodos, de meses o incluso años, en los que no haya síntomas (infección latente). En la etapa tardía, la sífilis puede provocar tumores, ceguera y parálisis, pudiendo provocar la muerte.

Transmisión Sífilis

Las vías principales de contagio de la sífilis son el sexo vaginal y anal. Es menos frecuente que se contagie a través del sexo oral, pero puede ocurrir.

La madre también puede pasar la sífilis al bebé durante el embarazo y el parto, es lo que se llama sífilis congénita y es muy peligrosa pues puede provocar el nacimiento sin vida del bebé, defectos de nacimiento o la muerte.

La sífilis es muy contagiosa al principio, cuando aparecen las llagas. Dado que hay personas que no notan las llagas se recomienda el uso del preservativo.

¿Cómo saber si tengo Sífilis?

El diagnóstico se confirma con el análisis de las muestras obtenidas generalmente mediante técnicas moleculares de amplificación o PCR de una región específica del ADN del patógeno.

Tratamiento de la Sífilis

La sífilis puede curarse fácilmente con antibióticos, por lo general penicilina, a menos que se sea alérgico.

Se recomienda que las parejas sexuales de la persona infectada se sometan al mismo test con el fin de determinar si también deben recibir antibióticos. Se recomienda también abstenerse de tener relaciones sexuales, ni vaginal, anal u oral, hasta que se haya terminado el tratamiento y las llagas hayan desaparecido por completo.