¿Qué es Mycoplasma genital?

El MG es un patógeno que puede ocasionar una ETS. Se contagia al practicar sexo con alguien que ya lo tiene, pudiendo contraerse incluso con caricias sexuales. Desde el año 2015 se ha considerado al MG como un problema emergente entre las ETS porque la mayoría de las personas infectadas con la bacteria ni siquiera saben que la tienen. Por otro lado, los  médicos están menos familiarizados con esta ETS que con otras más comunes en las que tienen más experiencia a la hora de diagnosticarlas y tratarlas.

REALIZA TU PRUEBA PARA EL MYCOPLASMA GENITAL DESDE CASA

Síntomas del Mycoplasma Genital

El MG está reconocido como causante del 20% de las uretritis en varones, y aproximadamente del 30% de las uretritis persistentes o recurrentes. Las infecciones por MG en las mujeres son comúnmente asintomáticas, aunque cada vez más cursa con cervicitis y enfermedades inflamatorias pélvicas. Se puede encontrar en la vagina, el cuello uterino y el endometrio al igual que las infecciones por chlamydia  y gonococo.

La mayoría de hombres con síntomas de uretritis que no mejoran después del primer ciclo de antibióticos suelen estar infectados con MG ya que esta bacteria no responde a los antibióticos que se usan habitualmente en el tratamiento de las ETS más frecuentes. Esto mismo es aplicable a las mujeres con síntomas persistentes de cervicitis, particularmente si han dado negativo para chlamydia y gonorrea, y no responden al tratamiento con los antibióticos usados para estos patógenos.

¿Cómo saber si tengo Mycoplasma Genital? Diagnóstico

Lograr un diagnóstico rápido de la infección por MG es el principal reto de esta ETS, ya que difícilmente se puede tratar lo que no se ha podido diagnosticar. Hasta hace relativamente poco tiempo lo normal era tratar esta patología de forma empírica en función de los signos y síntomas del paciente y después de eliminar otras causas conocidas de uretritis y cervicitis. Ello era debido a la enorme dificultad que entraña el cultivo de este microorganismo.

La prueba de amplificación de ácidos nucleicos  o PCR es la técnica preferida para el diagnóstico de este patógeno. Tiene la ventaja adicional de que se pueden utilizar muestras de todo tipo, torundas uretrales, vaginales y cervicales, orina, así como biopsias endometriales. Siguiendo las recomendaciones recogidas en la “European Guideline on Mycoplasma genitalium infections” del año 2016 Intimitest utiliza esta técnica para el diagnóstico del MG.

Tratamiento y prevención de la Mycoplasma Genital

Manejo y resistencia antimicrobiana.

La resistencia antimicrobiana es el principal desafío en el tratamiento de la infección por MG. Puesto que el MG carece de pared celular, los antibióticos dirigidos contra la biosíntesis de la misma, como los betalactámicos (penicilinas y cefalosporinas), resultan ineficaces. Por ello, los médicos deben tomar conciencia de que solicitar el estudio de este patógeno reduciría de forma sustancial el desarrollo de resistencias a aquellos antimicrobianos erróneamente utilizados.

Relaciones sexuales y pareja

Las parejas sexuales deben ser manejadas de acuerdo con las pautas para pacientes con uretritis no gonocócica (NGU), cervicitis o inflamación pelvica. En entornos donde es posible testar la presencia de este patógeno se debe considerar seriamente la realización de esta prueba también a la pareja.