DE INTERÉS

fullsizerender

¿SABÍAS QUE?

En Europa 25.000 mujeres mueren de cáncer cervical cada año, si bien la incidencia de este cáncer varía de unos países a otros. La mayoría de los países europeos han puesto en marcha programas de vacunación contra el VPH, así como pruebas de Papanicolau (citología) para detectar precozmente la aparición de las lesiones precursoras del cáncer.
Hoy en día está universalmente admitido que la prevención temprana del cáncer cervical se asienta sobre tres pilares fundamentales, la prueba de Papanicolau (citología), la detección del agente etiológico causante del cáncer cervical, el VPH y, la vacunación contra el VPH.

En la mayoría de estos países se han implementado programas de screening mediante citología vaginal y programas de vacunado contra el VPH con un éxito variable y en algunos, como Holanda y Suecia, se está implementando ya la prueba de detección del VPH, mientras otros están evaluando aún si incorporarla o no a sus programas de prevención del cáncer cervical.

El proyecto PREHDICT ha demostrado que las pruebas de detección del VPH son más sensibles y ofrecen mayor protección contra el cáncer cervical que la citología, de hecho aproximadamente el 25% de los cánceres de cuello uterino fueron diagnosticados en mujeres cuya última citología había sido normal. Por otro lado, los modelos de simulación utilizados por los investigadores indican que la adición de la prueba del VPH a los programas de prevención del cáncer cervical ayudarían a reducir su incidencia.

¿QUÉ ES EL VPH?

El VPH es un virus de transmisión sexual tan frecuente, que cuatro de cada cinco personas estarán expuestas a él en algún momento de su vida.

La infección por VPH puede provocar cambios en las células del cuello uterino. Si la infección persiste, y no se trata adecuadamente, puede acabar produciendo un cáncer de cuello uterino también llamado cáncer cervical. Esta es la razón por la que es tan importante someterse a controles ginecológicos periódicos.

DATOS A TENER EN CUENTA SOBRE LA INFECCIÓN POR EL VPH:

El VPH infecta por igual a hombres y mujeres. Cualquier persona sexualmente activa puede infectarse por el HPV en algún momento de su vida.

El sistema inmunológico habitualmente elimina el virus sin necesidad de ninguna intervención, la mayoría de las personas infectadas no sabrán nunca que han contraído el virus. Hay un pequeño porcentaje de mujeres que no son capaces de eliminar la infección. En ellas el virus puede permanecer latente durante años integrado en sus células epiteliales. Si el virus es de alto riesgo cabe la posibilidad de que al cabo de un tiempo éste se reactive y dé inicio a un proceso de transformación celular.

Para la realización de las pruebas de VPH se utiliza una muestra similar a la utilizada en las citologías convencionales. Intimitest es capaz de detectar, mediante técnicas genéticas, la presencia del virus e identificar la cepa o cepas de alto riesgo causantes de la infección. Las cepas de alto riesgo más importantes son los genotipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 73 y 82. Intimitest añade a estos genotipos los de bajo riesgo oncológico causantes de verrugas genitales, VPH 6 y 11, además de otros dos genotipos de riesgo muy probable, el 53 y el 66. En total Intimitest identifica 19 genotipos distintos de VPHs.

INFORMACIÓN PARA PROFESIONALES:

La autotoma de muestras con Intimitest es una nueva y efectiva forma de recoger células epiteliales del cérvix. Intimitest puede ser utilizado por aquellas mujeres que no pueden, o no quieren, someterse a un control ginecológico estandarizado. De este modo sabrán si están o no infectadas por VPH.

Si a las actuales estrategias de prevención, le sumamos el hecho de que la autotoma de muestras aumenta de forma significativa el número de mujeres que se someten a control ginecológico, no es desacabellado pensar que Intimitest podrá ayudar a mejorar los programas de screening puestos en marcha por algunas Comunidades Autónomas. Intimitest se convertirá así en un buen aliado a la hora de simplificar y generalizar los programas de screening de VPH en España.

La mayoría de los cánceres cervicales son detectados en mujeres que no realizan citologías con regularidad. Si esto es así ¿Qué razones pueden explicar el que no lo hagan?:

  • Falta de disponibilidad de programas de screening. Falta de tiempo, deberes familiares, u obligaciones laborales. Molestias y estrés causadas por los exámenes ginecológicos. Se sienten sanas y no sienten la necesidad de chequearse. Miedo a tener cáncer.

Intimitest ayuda a eliminar alguno de estos obstáculos. El kit Intimitest consta de un dispositivo con un cepillo para la autotoma de la muestra (siguiendo las instrucciones que también se adjuntan), y de un Consentimiento Informado que debe ser correctamente cubierto y firmado para su devolución junto con la muestra a nuestro laboratorio (en el kit se incluye un sobre con dirección preimpresa para su envío).

METODOLOGÍA EMPLEADA PARA LA DETECCIÓN DEL VPH.

Ampligen realiza la detección y tipificación del VPH mediante PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), y electroforesis de alta resolución, siguiendo protocolos establecidos y validados para uso clínico.

UNA SOLUCIÓN CONSTRUIDA SOBRE BASES SÓLIDAS.

Ampligen es la única empresa española que se somete al control externo del UK-NEQAS (United Kingdom National External Quality Assessment Schemes) para chequear los protocolos de detección del VPH que utiliza.

¿CADA CUÁNTO DEBO SOMETERME A UN TEST DE ESTE TIPO?

En las mujeres jóvenes, de menos de 25 años, la incidencia de la infección por VPH es considerablemente más alta que la incidencia de lesiones ASCUS detectadas mediante citología, razón por la que está desaconsejado la realización de un test de detección de VPH por debajo de esta edad. Sin embargo, en las mujeres de más de 40 años, la prueba del VPH es más específica y más sensible que la citología. Se sabe que la incidencia del VPH varía con la edad:

  • Entre 30 y 39 años ……. 11% VPH+
  • Entre 40 y 49 años …….. 6% VPH+
  • Entre 50 y 59 años …….. 3% VPH+

Si tienes un resultado negativo deberás someterte a un nuevo chequeo con Intimitest al cabo de 3 años. Si por el contrario has dado resultado positivo deberías acudir con el informe que te enviamos a la consulta de un ginecólogo. Él podrá asesorarte sobre la mejor estrategia a seguir en tu caso concreto.

DESEO PEDIR EL KIT DE AUTOTOMA DE MUESTRAS Y ANÁLISIS

No dudes en contactarnos