¿Qué es la gonorrea?

La Gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Esta es una ETS que puede infectar tanto a hombres como a mujeres, además de que puede ocasionar infecciones tanto en los genitales como en el recto y la garganta.

A nivel mundial se estima que al año se producen más de 78 millones de infecciones, muchas de ellas nunca serán diagnosticados. Se trata de una infección muy frecuente entre los jóvenes. Generalmente cursa con dolor y otros síntomas en el tracto genital, pero también puede causar problemas en el recto, garganta, ojos o articulaciones.

REALIZA TU PRUEBA PARA LA GONORREA DESDE CASA

Síntomas de la gonorrea

Generalmente aparecen en los primeros 14 días después de producirse la infección., si bien puede haber infección activa y no presentar síntomas. Hombres y mujeres suelen experimentar síntomas ligeramente diferentes entre los que se incluyen:

En los hombres:

  • Secreción uretral blanca, amarilla o verdosa, que se asemeja al pus
  • Dolor en los testículos o el escroto
  • Dolor al orinar

En las mujeres:

  • Dolor al tener relaciones sexuales
  • Fiebre
  • Secreción vaginal amarilla o verdosa
  • Hinchazón vulvar
  • Sangrado entre periodos
  • Periodos más pesados
  • Sangrado después del coito
  • Vómitos y dolor abdominal o pélvico
  • Dolor al orinar

Tanto en hombres como en mujeres también puede manifestarse con:

  • Secreción anal, picazón, sangrado y dolor al defecar
  • Dolor de garganta, picazón, dificultad para tragar o inflamación de los ganglios linfáticos del cuello
  • Dolor ocular, sensibilidad a la luz y secreción ocular.
  • Articulaciones rojas, hinchadas, calientes y dolorosas

Transmisión Gonorrea

La Gonorrea se transmite de persona a persona cuando mantienen relaciones sexuales  de cualquier tipo. Las personas que tienen varios compañeros sexuales y que no utilizan el preservativo corren mayor riesgo de infección. Al igual que con otros patógenos, el contagio se puede producir simplemente tocando una zona infectada de otra persona.

Estos gérmenes sobreviven mal fuera del cuerpo, por lo es muy difícil contagiarse de esta ETS al tocar objetos como el inodoro o la ropa.

Una mujer embarazada, e infectada por gonorrea puede transmitir esta infección a su bebé durante el parto.

¿Cómo saber si tengo Gonorrea? Diagnóstico

Se puede diagnosticar de varias maneras. Se puede tomar una muestra del líquido del área sintomática con un bastoncillo (pene, vagina, recto o garganta), y se examina al microscopio.

También, si se sospecha una infección de articulaciones o de sangre, se extraerá sangre o líquido de la articulación que se examina al microscopio. Es un método rápido pero no proporciona una gran certeza.  Una segunda forma de diagnóstico consiste en realizar un cultivo durante varios días para comprobar la presencia de la bacteria.

Existen varios métodos para confirmar la presencia de N. gonorrhoeae (bioquímicos, serológicos y genéticos). Los métodos genéticos son rápidos, altamente sensibles y específicos para la detección de estos organismos en muestras clínicas.

 Intimitest utiliza la técnica de amplificación de ADN o PCR.

Tratamiento y prevención de la Gonorrea

Si una persona está infectada por gonorrea deben someterse a tratamiento ella misma y su pareja, lo que implica:

  • Tratamiento con antibióticos
  • Abstinencia sexual hasta que se complete el tratamiento, o mientras exista el riesgo de complicaciones y diseminación de la infección
  • Repetir las pruebas en algunos casos. No siempre es necesario repetir la prueba para asegurarse de la eficacia del tratamiento. El médico debe evaluar si es necesario repetir los análisis.

Si una mujer está embarazada e infectada por gonorrea debe ser controlada para prevenir la transmisión al bebé.

Uno de los mayores problemas que presenta el tratamiento de la gonorrea es el aumento de la resistencia a los antibióticos en todo el mundo. Se han descrito casos de infección por gonorrea  resistentes a las cefalosporinas de amplio espectro. Se han visto que casos que solo responden a dosis mucho más altas de las recomendadas. Por ello la OMS recomienda que se tomen medidas para frenar la propagación de la gonorrea farmacorresistente.

Entre esas medidas destacan:

  • Mayor vigilancia
  • Lanzamiento oportuno de información de resistencia
  • Campañas sobre sexo seguro
  • Cribado para encontrar pacientes asintomáticos
  • Rastreo y tratamiento de parejas sexuales
  • Pruebas de bajo coste para su detección preventiva
  • El desarrollo de nuevos antibióticos.
  • El desarrollo de una vacuna (difícil).

Complicaciones posibles

Existen muchas complicaciones potenciales graves, que ponen de manifiesto la necesidad de un diagnóstico y tratamiento rápidos si se tiene la infección, dado que en las mujeres puede conducir a enfermedad inflamatoria pélvica, dolor pélvico crónico, esterilidad y embarazos ectópicos, y en los hombres a epididimitis y esterilidad.

Tanto los hombres como las mujeres corren el riesgo de desarrollar una infección gonocócica diseminada que a menudo cursa con fiebre, artritis, inflamación en los tendones y dermatitis, la cual puede amenazar su vida si no es tratada a tiempo.