Ser fuerte frente al VPH