¿Qué es la clamidia?

La Chlamydia trachomatis es una de las bacterias de transmisión sexual más frecuente en el mundo, estimándose 89 millones de casos nuevos cada año. Puede ocasionar secuelas, a menudo irreversibles, como son la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), embarazos ectópicos e infertilidad. La enfermedad inflamatoria pélvica suele presentar síntomas muy leves, o no presentarlos en absoluto, lo que explica que en muchos casos la consulta médica ocurra demasiado tarde.

Entre el 70 y el 90% de las infecciones por Chlamydia trachomatis son asintomáticas, pudiendo persistir durante meses e incluso años.

REALIZA TU PRUEBA PARA LA CLAMIDIA DESDE CASA

Sintomas de la clamidia

La mayoría de las personas que tienen infección por Chlamydia no presentan síntomas. De presentarlos, es posible que no aparezcan hasta varias semanas después de que se haya producido la infección. Aunque no haya síntomas, pueden producirse daños en el aparato reproductor.

 En las mujeres la infección cursa con:

  • Secreción vaginal anormal
  • Sensación de ardor o dolor al orinar.
  • Sangrado entre períodos
  • Periodos dolorosos
  • Dolor abdominal con fiebre
  • Dolor durante las relaciones sexuales

En los hombres la infección cursa con:

  • Secreción en el pene
  • Sensación de ardor o dolor al orinar
  • Dolor e inflamación de uno o ambos testículos (aunque esto es menos frecuente).

Tanto en hombres como en mujeres también puede manifestarse con:

  • Dolor en el recto
  • Secreciones rectales
  • Sangrado rectal

Transmisión Clamidia

La mayor incidencia de la Chlamydia se da entre mujeres menores de 25 años, por lo que todas las mujeres jóvenes, sexualmente activas deberían someterse a un test que detecte esta infección con el fin de prevenir sus complicaciones. En el caso de los hombres el diagnóstico sirve para evitar el desarrollo de uretritis y epididimitis y para impedir la transmisión de la infección a sus parejas.

Cualquier persona que tenga relaciones sexuales puede contraer la infección por Chlamydia mediante relaciones sexuales anales, vaginales u orales sin protección. No obstante, son las personas jóvenes sexualmente activas las que tienen mayor riesgo de contraerla.

¿Quiénes deberían someterse a un test para detectar Chlamydia?

  • Las mujeres menores de 25 años y sexualmente activas.
  • Las mujeres mayores de 25 años pero con factores de riesgo, como son tener una pareja infectada o tener múltiples parejas.
  • Las mujeres que puedan haberse infectado por Chlamydia estando embarazadas ya que pueden trasmitir la bacteria al bebé durante el parto, lo que podría provocarle neumonía o afectarle los ojos. Además de que la infección durante el embarazo incrementa el riesgo de un parto prematuro.

¿Cómo saber si tengo Clamidia?

El aislamiento en cultivos celulares sigue siendo la técnica de referencia para el diagnóstico de la Chlamydia trachomatis. Sin embargo, el cultivo requiere de mantener la cadena de frío desde la toma de la toma de la muestra hasta el laboratorio para preservar la viabilidad de los microorganismos. Por otro lado, es una técnica que aunque es muy específica es muy poco sensible. A partir de los años 80 las técnicas inmunológicas tuvieron un gran impacto en el diagnóstico de Chlamydia porque permitieron que un gran número de laboratorios pudiese acceder al diagnóstico de este microorganismo.

En los últimos años, y debido a su gran sensibilidad, se utilizan técnicas de amplificación de ADN mediante PCR. Debido a su gran sensibilidad, las técnicas de amplificación han sido evaluadas para el diagnóstico de Chlamydia trachomatis en muestras de orina a primer chorro, siendo en general la sensibilidad muy buena en orina a primer chorro en hombres, pero muy baja en mujeres, posiblemente por que la infección en las mujeres se localiza principalmente en el cuello uterino.

En general todas estas técnicas tienen buenos resultados en poblaciones sintomáticas o con alta prevalencia de la infección, sin embargo, no ocurre lo mismo en poblaciones asintomáticas, en las que es necesario recurrir a una técnica altamente sensible. Intimitest utiliza una de esas técnicas altamente sensibles, la reacción en cadena de la polimerasa o PCR.

Tratamiento de la clamidia

La infección por Chlamydia es muy fácil de tratar. Dado que es una bacteria se puede tratar con antibióticos. Es importante que se tomen todos los medicamentos que el médico recete para curar la infección.

Cuando se toman de forma adecuada, detienen la infección y pueden disminuir la probabilidad de tener complicaciones en el futuro. Sin embargo, es muy común reinfectarse por Chlamydia, por lo se recomienda que la pareja sea tratada para prevenir la infección y la propagación de la enfermedad. Con el tratamiento la enfermedad debería desaparecer en unos días. Algunas mujeres, con una infección grave, pueden requerir hospitalización.

Después de haber tomado los antibióticos, deben repetirse la prueba (a los tres meses), para confirmar que la infección ha sido eliminada. Esto es particularmente importante cuando el otro miembro de la pareja no ha sido tratado. Se recomienda abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que se confirme que ambos miembros de la pareja ya no tienen la enfermedad.

Para reducir el riesgo de una infección por Chlamydia se debe:

  • Usar preservativos correctamente durante las relaciones sexuales.
  • Limitar el número de parejas sexuales.
  • Limitar el contacto sexual a parejas no infectadas.

Si cree que está infectado, evite el contacto sexual y consulte a un médico. Cualquier síntoma genital, como secreción o ador al orinar, o una llaga inusual o sarpullido deben ser una señal para dejar de tener relaciones sexuales y consultar a un médico de inmediato. Si tiene Chlamydia o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual y recibe tratamiento, debe notificárselo a todas sus parejas sexuales recientes para que puedan ver a un médico y recibir tratamiento.

Debido a que la Chlamydia a menudo no produce síntomas, las personas infectadas pueden infectar a sus parejas sexuales sin saberlo. Es muy importante que las personas que tienen más de una pareja sexual se realicen las pruebas de Chlamydia con regularidad, incluso en ausencia de síntomas.